Le haré compañía a todos ustedes.

Le haré compañía a todos ustedes.

Seguidores

Escuché tu llamado y voy a tu encuentro.

Escuché tu llamado y voy a tu encuentro.
Gracias a la tía Sonia estaré siempre aquí.

Mi Alma vuela hacia { Ti }

Mi Alma vuela hacia { Ti }
{ Ven a su encuentro }....

viernes, 20 de noviembre de 2020

Los confines del alma.


En los confines del alma

existe un gran poder

aunque todos lo sabemos

muy pocos creemos en el

solo a los que nos guía 

y dirige con gran proceder

sin que veamos su presencia

siempre nos va a sostener

cuando estamos llegando

al abismo, y sentimos 

que ya no nada que hacer

ella nos toma la mano

y por siempre nos va a sostener...

Gracias amigos y amigas por su compañía, feliz fin de semana para todos...










 

11 comentarios:

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

El alma, nuestros sostén. Un abrazo. Carlos.

Campirela_ dijo...

En nuestro alma guardamos aquellas cosas que han llenado nuestra vida. Un bello sentir. Besos y una feliz noche

Ester dijo...

Que bonito es hacerlo bien que poco cuesta acariciar el alma, cuanta alegria para quien recibe como para quien da. Una entrada hermosa. Abrazos

J.P. Alexander dijo...

Uy hermoso poema que nos hace pensar y darnos cuenta de lo que nos sostiene. Te mando un beso y todo mi cariño

Jorge M dijo...

Es la luz del alma, esa bondad que siempre nos sostiene , guía y protege .
Tus versos son tan bellos como cálidos , un sentimiento noble de tu parte.
Un abrazo Gladys ten buen fin de semana.

Sandra Figueroa dijo...

Y tu tiernas un alma bella amiga Gladys. Cuídate mucho, mi mama esta mejor pero ya no puede caminar ni ver bien. Saludos a la distancia.

Albada Dos dijo...

Saber o sentir que o se está solo, es muy tranquilizador.

Un abrazo, y feliz fin de semana

CHARO dijo...

Me aferro a esos confines del alma pues sé que no me van a abandonar.Besicos

Maite dijo...

¡Qué bello!!
Abrazos

Chelo dijo...

Preciosa texto .
Un abrazo

Gracias por pasar por mi blog y comentar

Maria Rodrigues dijo...

Quanta força encontramos no interior da nossa alma.
Maravilhoso poema.
Beijinhos